Cómo hacer Salmón Ahumado


Es tan fácil, que hasta me da apuro subir una entrada para explicarlo... pero allá voy porque me di cuenta del ahorro tan grande que supone y del buen resultado que deja.

Ingredientes:
  • 1 Salmón 
  • 1 Bote de Preparado para Salmón Ahumado

Antes de nada (Recomendaciones):
Cuando compremos el salmón, decimos en la pescadería que lo queremos para ahumar, así que nos lo limpiará muy bien y dejará sólo los lomos sin espinas ni nada. ¡Pero atención! Las espinas y la cabeza que no las tire y nos las ponga también, que además de que las pagamos, nos van a servir para hacer una sopica buenísima y que será la próxima entrada al blog que os deje. Prometido que merece la pena que os lo llevéis. 
Luego vais al Mercadona y compráis un bote de Preparado para Salmón Ahumado, de la marca Hacendado y que cuesta 2 euros. Y además, es un bote muy práctico, que al lavarlo podemos reutilizarlo para guardar especies, azúcar, sal, pasta, etc. Y además, los pasos que os pongo yo a continuación, os los explica perfectamente el mismo bote.

Preparación:
En una bandeja donde quepa nuestro salmón y que luego también se pueda meter a la nevera (yo utilicé una de horno), ponemos una capa del preparado para ahumar, hasta cubrir bien la base:

Disponemos encima los lomos de salmón con la piel hacia abajo (yo corté un trozo de las colas porque no cabían a lo largo, pero sí a lo ancho):


Cubrimos el salmón con el resto de preparado para ahumar:


Envolvemos en papel film y lo llevamos a la nevera 24 horas:


Tras 24 horas en la nevera, queda así:



Ahora lo lavamos con agua fría para quitar todos los restos del preparado de ahumado y lo escurrimos bien:


Volvemos a poner en la bandeja (lavada y con papel de horno en la base), cerramos de nuevo con papel film y lo llevamos a la nevera otras 24 horas para que repose.


Después de esas últimas 24 horas, ya lo tenemos listo para degustar. ¡Está delicioso!


Cuando terminó de reposar el salmón, me disponía a terminar una ensaladilla de marisco, así que cogí las colas del salmón que había cortado porque no cabían, les quité la piel y las corté en trocicos:


Luego añadí el salmón a los ingredientes de la ensaladilla de marisco, y quedó una ensaladilla estupenda:


Además, como estaba deseando probar el salmón en toda su esencia, hice unos sencillos canapés que quedaron de lujo:


Yo os recomiendo poner el salmón cortaíco ya en capas o lonchas, en un tupperware con aceite de girasol o de oliva suave porque se conserva mucho más tiempo.

Comentarios

  1. Mi madre también lo hace y está muy rico. cuando ya lo tiene preparado, ella lo pone en un táper y lo cubre de aceite de oliva para que se conserve mejor.
    Besitos.

    www.entretrucosyrecetas.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Noe te quedo fantastico, a mi me encanta el salmon ahumado y tambien lo hago asi, queda riquisimo
    Un beso y feliz año

    ResponderEliminar
  3. Te deseo lo mejor en este año 2012, un abrazo desde Vigo

    ResponderEliminar
  4. Yo lo hago igual Noe. Pero luego lo corto en láminas y a un taper con un buen aceite de oliva.
    Rico, rico.
    Besicos

    ResponderEliminar
  5. que fuerte florrrrr, mañana iba a subir yo mi receta de ensaladilla con salmón ahumadoooo jajajajja esta deliciosoooo

    ResponderEliminar
  6. Está claro que el salmón ahumado triunfa, ¿eh? ¡¡¡A mí me encanta!!!
    Y he seguido vuestros consejos de ponerle aceite de oliva y eneldo en un tupper, y genial. Se conserva super bien.
    Esta noche vamos a cenar carpaccio de salmón ;)
    ¡¡¡FELIZ 2012 PARA TODAS!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Prometo contestar a todos los comentarios. Mil gracias por dejarlos. Ya sabéis que un blog se alimenta de vuestras opiniones. Noemí.

Entradas populares